Turismo

En compañía o de a solapa, hay que bailar que la vida se va acabar.

Baile

¡1, 2, 3, que paso tan chévere!… ahora si llego la hora de sacarle brillo al charol y de pulir el cemento en varios parques y jardines de la ciudad a ritmo de cumbia, guaracha, salsa y hasta rock and roll.

Desde hace varios años nuestra capital abrió sus puertas a la expresión de distintos Clubes de baile y grupos de vecinos que se reúnen para darle al bailongo y divertirse un rato, siguiendo la tradición de la plaza de La Ciudadela, emblemática por sus clases de danzón y otros bailes finos.

Cada grupo ha tomado la calle de distintas formas; algunos siguieron al aventado que prestó su equipo de sonido para poner los discos de antaño y complacer a los y las grades conocedoras de la época. Otros más, recibieron la invitación de las Alcaldías y ya hicieron tradición el reunirse con amigos y amigas para darle vuelo a la hilacha con los pasitos de colección.

La convivencia es gratuita o, si acaso, se solicita alguna cooperación para los gastos de mantenimiento de los equipos, así que no hay pretexto para ir a pasar una rica tarde en compañía de grandes maestros y maestras que se complacen de enseñarle a cualquier aprendiz, aunque presuma de tener dos pies izquierdos.

Guía Capital te recomienda empezar el recorrido del baile, en la Plaza de la Ciudadela, después la Alameda y, sólo para comparar estilos, llegar al Quiosco del Morisco, en Santa María La Ribera. Para todos los destinos hay rutas de metro y metrobús; empieza por el metro Balderas, sigue a Bellas Artes y termina en Buenavista.

Baile